Helvética: tambien conocida como “Neue Haas Grotesk”


PUB-101
20 abril 2023
wp-content/uploads/2023/04/helvetica-e1690665812111.jpg

Helvética es una fuente tipográfica que ha ganado gran reconocimiento en el mundo del diseño gráfico y la tipografía. También conocida como Neue Haas Grotesk, Helvetica y más recientemente, Neue Helvetica, fue desarrollada por el diseñador suizo Max Miedinger en 1957 para la fundición de tipografías Haas’sche Schriftgießerei, ubicada en Basilea, Suiza.

Una de las características más notables de la Helvética es su diseño limpio, moderno y sencillo, que la convierte en una fuente muy versátil y fácilmente legible. Además, presenta una gran variedad de pesos y estilos, desde el ultra-ligero hasta el negrito, lo que la hace adecuada para una amplia gama de aplicaciones de diseño gráfico, como logotipos, carteles, folletos, libros y revistas.

A lo largo de los años, la Helvética ha sido ampliamente utilizada en todo el mundo y se ha convertido en un icono del diseño gráfico moderno. En particular, es muy popular entre los diseñadores suizos y ha sido parte integral del llamado “Estilo Internacional” o “Estilo Suizo”, que se caracteriza por su enfoque minimalista, funcional y objetivo.

Marco Histórico: La Historia de Helvética

En 1956, la fundición tipográfica suiza Haas encargó a Max Miedinger la modernización del estilo de su tipografía sans-serif, Haas Grotesk, basada en la Berthold Akzidenz Grotesk de finales del siglo XIX. Miedinger rediseñó la tipografía, creando el “Neue Haas Grotesk”.

De 1957 a 1961, la tipografía mantuvo el nombre del diseño de Miedinger, pero después de que la fundición Stempel adquiriera Haas (y los derechos de los diseños originales), decidieron desarrollar una serie completa con diferentes pesos y renombrarla como “Helvetica” (en latín, “suiza”, adjetivo). La Fundición Stempel la lanzó comercialmente para las máquinas Linotype, y en poco tiempo, gracias a su nuevo nombre y al auge del Estilo Tipográfico Internacional, Helvética se convirtió en una de las tipografías más populares de la historia.

Helvetica es una tipografía eficaz para uso cotidiano, especialmente para titulares (menos para texto corrido), y su éxito se debe a su escalabilidad y a la profusión con la que fue utilizada durante el período en que el Estilo Tipográfico Internacional dominó el diseño gráfico en las décadas de 1950 y 1960.

El estilo minimalista y preciso de Helvetica la convirtió en la elección perfecta para empresas que buscaban comunicar una identidad corporativa incisiva y seria. La adaptación de esta tipografía a lenguajes no latinos y la inclusión de caracteres especiales y acentos la convirtieron en la tipografía corporativa más famosa de los años 60 y 70.

Con el desarrollo tecnológico y la introducción de la primera computadora personal con interfaz gráfica por parte de Apple en 1984, el mundo del diseño cambió radicalmente: las herramientas de diseño se volvieron más accesibles y, en 1986, Adobe lanzó una colección de más de mil tipografías, incluyendo la Helvetica Neue. El uso masivo de esta tipografía fue evidente. La aparición de una nueva tecnología y la supuesta liberación de las habilidades básicas del diseño llevaron a la caída de las reglas que gobernaban el diseño tipográfico modernista.

A finales de los años 80, el postmodernismo llegó con fuerza: la escena del diseño se caracterizó por un crecimiento desenfrenado y un caos estilístico, y cada diseñador tenía su propia tipografía preferida.


Además, la Helvética ha sido objeto de algunas anécdotas interesantes a lo largo de su historia. Por ejemplo, en 2007 se celebró el 50 aniversario de la fuente y se le rindió homenaje en una película documental llamada “Helvetica“, dirigida por Gary Hustwit. La película explora la fascinante historia de la fuente y su impacto en el mundo del diseño gráfico y la cultura popular. La Helvética es una fuente tipográfica icónica que ha dejado una huella indeleble en el mundo del diseño gráfico y la tipografía. Su diseño limpio y moderno, su versatilidad y su amplia gama de estilos la han convertido en una elección popular entre los diseñadores de todo el mundo.

La Helvética, también conocida como Neue Haas Grotesk, se inspiró en la Berthold Akzidenz Grotesk, una tipografía alemana creada en 1896. El diseñador suizo Max Miedinger desarrolló la Neue Haas Grotesk en 1957 para la fundición de tipografías Haas’sche Schriftgießerei de Basilea, Suiza. Su objetivo era crear una tipografía sans serif o sin remates que combinara elegancia y sencillez, para ser utilizada en publicidad y carteles.

La Neue Haas Grotesk se caracteriza por una estructura simple, líneas limpias y sin adornos, lo que la convierte en una fuente fácilmente legible y versátil. La popularidad de la Helvética se disparó en la década de 1960 y se consolidó en los años 1970, gracias a su uso en identidades corporativas, en particular dentro del llamado “Estilo Tipográfico Internacional”. Este movimiento modernista del diseño gráfico se caracterizó por su enfoque minimalista y funcional, con énfasis en la claridad y legibilidad.

La Helvética se ha convertido en una de las tipografías más populares y utilizadas en todo el mundo, tanto en diseño impreso como digital. La fuente ofrece una gran variedad de pesos y estilos, lo que la hace adecuada para una amplia gama de aplicaciones, desde carteles y logotipos hasta publicaciones y diseños web.

Helvetica Now

Helvetica Now es una versión actualizada de la popular tipografía Helvetica, creada por Monotype en colaboración con el diseñador gráfico Max Miedinger, quien fue el creador original de la Helvetica en 1957. Es un nuevo capítulo en la historia de quizás la tipografía más conocida de todos los tiempos. Disponible en tres tamaños ópticos – Micro, Texto y Display – cada carácter en Helvetica Now ha sido redibujado y reajustado; con una variedad de alternativas útiles añadidas. Tiene todo lo que amamos de Helvetica y todo lo que necesitamos para la tipografía de hoy en día. Esto no es un renacimiento. Esto no es una restauración.

La Helvetica Now conserva la estética icónica de la tipografía original, pero ha sido optimizada para su uso en la era digital. Se han añadido nuevos pesos, nuevos caracteres y mejoras en la legibilidad, además de la adaptación de los glifos para su uso en dispositivos móviles y pantallas de alta resolución.

La planificación y el diseño de Helvetica® Now comenzó en diciembre de 2014 y su lanzamiento en 2019, con el objetivo de crear una Helvetica que abordara las necesidades de los diseñadores y creativos de hoy. Helvetica Now fue un esfuerzo colaborativo que involucró a docenas de diseñadores e ingenieros en el Monotype Studio. Entre ellos se encuentran: Charles Nix, Jan Hendrik Weber, Alexander Roth, Juan Villanueva, Terrance Weinzierl, Tom Rickner.


En resumen, la Helvética es una fuente tipográfica icónica que ha influido en la estética del diseño gráfico y la cultura popular en todo el mundo. Su diseño limpio y sencillo, su versatilidad y su gran legibilidad la han convertido en una elección popular entre los diseñadores y en un elemento fundamental en el desarrollo de la tipografía moderna.

Galería


Otros artículos

|

El arte de seducir al consumidor

En el mundo del marketing, la capacidad para seducir al consumidor es fundamental para el éxito de una marca.
|

El Poder del Eslogan Publicitario

En el vasto mundo de la publicidad, donde la atención del consumidor es un recurso escaso, los eslóganes se erigen como una herramienta fundamental para capturar la imaginación y dejar una impresió…
|

La Revolución de la Realidad Aumentada y Realidad Virtual

La publicidad contemporánea ha evolucionado más allá de los simples anuncios impresos o comerciales televisivos.
|

Publicidad en Podcasts y Audio

En el vasto panorama del marketing digital, la publicidad en podcasts y audio emerge como un canal estratégico que capta la atención y la imaginación de audiencias cada vez más ávidas de contenido …
|

Publicidad Programática y Datos

En el vertiginoso mundo del marketing digital, la publicidad programática ha emergido como una fuerza impulsora que redefine la forma en que las marcas se conectan con sus audiencias.